• Español
Español

Mastitis, ¿un reto durante la lactancia?

Se conoce como mastitis a la inflamación mamaria que suele experimentarse durante la primera etapa de lactancia y que puede ir acompañada o no de infección localizada y prevalece en aproximadamente una de cada 5 mujeres que están amamantando dentro de las primeras 6-8 semanas postparto (1)(2)(3).

Los síntomas de este problema mamario son similares a los presentes en la obstrucción de conductos, donde existe un área sensible, caliente, crecida, a menudo con enrojecimiento en la superficie, retención de leche, fiebre y síntomas de resfriado (4). Generalmente, el riesgo a contraer mastitis aumenta cuando la madre pasó por un cuadro de mastitis previo, en retrasos o saltos de sesiones de lactancia o bombeo, irritación o heridas de pezones por mal agarre del seno por parte del bebé y hasta por anemia (4). Es importante resaltar que muchas madres dejan la lactancia a un lado durante el trastorno, sin embargo; estudios hacen hincapié en que ofrecer el pecho frecuentemente y vaciarlo o la extracción eficaz de la leche materna (en caso de no poder amamantar o retener leche en los senos) son los pasos más elementales dentro del tratamiento de la mastitis (5).

Dentro del manejo de esta condición se recomienda un reposo materno adecuado, vaciamientos frecuentes de leche, ingesta de abundante líquidos, masaje y uso de compresas frías o calientes en la zona, que en casos de mayor complejidad pueden requerir de analgésicos y/o antiinflamatorios y del uso de antibióticos compatibles con la lactancia materna por 10 a 14 días de acuerdo a la recomendación dada por el profesional de la salud en caso de confirmarse una mastitis infecciosa (6).

En concreto, no existen problemas en el lactante si lacta de un seno inflamado, dado a que es considerado como un estado que requiere de vaciamiento de la leche materna y quien mejor lo vacía, es el bebé. Sin embargo, la leche puede ser un poco más salada y suele existir cierto grado de rechazo; en estos casos se recomienda extracción manual. 

 

Bibliografías:

  1. Amir, L. H., Trupin, S., & Kvist, L. J. (2014). Diagnosis and treatment of mastitis in breastfeeding women. Journal of Human Lactation, 30(1), 10-13.
  2. Bond, D., Morris, J., & Nassar, N. (2017). Evaluation of the probiotic Lactobacillus Fermentum for the prevention of mastitis in breastfeeding women: a randomised controlled trial.
  3. Organización Mundial de la Salud (2000). Mastitis: Causas y manejo. Recuperado de:http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/66925/WHO_FCH_CAH_00.1 ... 3_spa.pdf;jsessionid=9EE2D4A81AB80DB532D4E155D0D63227?sequence=1
  4. Michigan Medicine (2017). Mastitis While Breastfeeding. Recuperado de: https://www.uofmhealth.org/health-library/hw98039
  5. Brown, J. E. (2014). Nutrición en las diferentes etapas de la vida. 5a. McGraw Hill México.
  6. Grande, M y Román M., (2014). Nutrición y Salud Materno Infantil. Editorial Brujas
Español