• Español
Español

Nutrición saludable, fundamental durante la lactancia

Es importante siempre resaltar que la leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos y lactantes. Muchas madres durante este periodo suelen cuestionarse ¿Es necesario seguir un tipo de dieta especial? Evidentemente, la lactancia requiere necesidades nutricionales maternas específicas, puesto a que existe un “traspaso” de nutrientes a través de la leche materna. Aunque la composición de la leche materna es relativamente estable, algunos nutrientes dependerán de la dieta y de las reservas de nutrientes de la madre (1).

Para llevar a cabo una lactancia exitosa compatible con una buena salud materna se requiere de una hidratación suficiente y una alimentación saludable, equilibrada, completa y adecuada.

Si bien es cierto, una de las mayores preocupaciones maternas es la pérdida del peso retenido después del parto, los profesionales de la salud no recomiendan seguir programas restrictivos de alimentación, principalmente durante los primeros meses de lactancia a fin de no vulnerar la salud de la madre dada a las altas demandas de esta etapa (2).

A pesar de que el contenido de proteína, carbohidratos y ciertos minerales como el calcio y el hierro no cambian en la leche materna por la influencia de la dieta (1), el aporte de vitaminas A, D y las del complejo B, así como la concentración y calidad de grasas si lo hace. Es decir, si la madre basa su dieta en alimentos insanos, como procesados y fritos caracterizados por un alto contenido de grasas trans, estas se verán reflejadas en la leche que su hijo recibirá. Así mismo, entre mayor consumo de ácidos grasos poliinsaturados como los Omega 3, 6 y 9, mayores concentraciones en leche materna se evidenciarán.

¿Qué alimentos propician una mayor producción de leche?

Según lo declara el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), hasta el momento no hay evidencia científica para asegurar que un alimento o una dieta específica pueda aumentar la producción de leche materna, y que solamente la succión o extracción frecuente y prolongada es el estímulo con dicho efecto (3).

Las creencias…

Una de las creencias populares acerca de la nutrición durante la lactancia es que consumir coladas o preparados densos, así como ingerir infusiones herbarias como la hoja de Paraguay aumentaban la cantidad de leche materna. Si bien es cierto, la mujer lactante requiere mucha más energía y nutrientes para sostener esta etapa y proteger su estado de salud, este requerimiento puede compensarse completamente con una mayor ingesta en la que se incluyan todos los grupos de alimentos y una mayor ingesta de líquido, primordialmente agua. (4).

La recomendación general es que la madre lactante coma hasta sentirse saciada, nunca forzarse a comer más de lo que tolera y a que sus comidas sean densas en nutrientes es decir que provengan mayoritariamente de alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres), abundantes líquidos (agua) y con una ingesta ligeramente mayor de proteínas, incluso de esta manera la lactancia propiciará una pérdida de peso saludable de 500 g/mes que no ponga en riesgo la salud de la madre ni impacte en la calidad de la leche que produzca.

¿Cuánto más comer?

Esto dependerá de a retención de peso postparto de la mujer lactante. Aquellas mujeres que retengan menos de 3 kilos de peso se beneficiarán de un incremento de aproximadamente 750 calorías a su dieta habitual, aquellas que retengan entre 3 – 4 kilos un incremento de 500 calorías y aquellas con mayor retención de peso (>5 kilos) no precisarán de una ingesta mayor porque la lactancia movilizará las reservas corporales retenidas para sostener el proceso.

En conclusión, en esta etapa las adaptaciones corporales para lograr un peso parecido al que tenía la mujer previo al embarazo serán graduales y compatibles a la salud de la madre y del proceso de lactancia. Los estudios sugieren que las dietas no deberían aportar menos de 1 800 calorías al día, sino más bien sean variadas y naturales, ajustadas a un estilo de vida saludable.

 

 

Bibliografías:

  1. Segura, S. A., Ansótegui, J. A., & Díaz-Gómez, N. M. (2016, June). La importancia de la nutrición materna durante la lactancia, ¿necesitan las madres lactantes suplementos nutricionales? In Anales de Pediatría (Vol. 84, No. 6, pp. 347-e1). Elsevier Doyma.
  2. Stanford Children's Health, (2018). Nutrición Materna y Lactancia. Recuperado de: https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=nutrici-nmaternaylalactan cia-90-P05789
  3. Unicef, s.f. Mitos y realidades de la lactancia materna. Recuperado de: https://www.unicef.org/Mitos_de_la_lactancia_materna.pdf
  4. Ministerio de Salud Pública, 2014. Alimentación y nutrición de la mujer gestante y de la madre en período de la lactancia. Recuperado de: http://instituciones.msp.gob.ec/documentos/Guias/guias%202014/Alimentaci...
Sin definir