La Biodiversidad puede jugar un rol central en la economía nacional

Esta es la principal conclusión del II Diálogo para la construcción de la Agenda Nacional de Investigación sobre Biodiversidad organizado por el Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO) con respaldo de ESPOL y SENESCYT.

Este evento innovador se realizó el jueves 6 de abril y se convierte en el primer espacio de convergencia de academia, sector público, cooperación y sector privado para la construcción de esta Agenda que permitirá transitar de la generación de bioconocimiento (bio descubrimientos resultantes del proceso de investigación e innovación) pueda transformarse en bio-emprendimientos a escala comercial.

Contó con la participación de autoridades estatales, científicos nacionales e internacionales de las principales universidades de la ciudad de Guayaquil y representantes de empresas privadas – entre ellas la empresa de equipos y productos de biomedicina VIBAG y laboratorios ROCNARF; así como organizaciones gremiales como el Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (CEMDES) y el Centro de Investigación de la Caña de Azúcar CINCAE.

Este esfuerzo liderado por INABIO busca establecer de forma participativa las prioridades de investigación en el mediano y largo plazo, así como también articular a los distintos actores e instituciones públicas y privadas vinculadas a la generación y aplicación de conocimientos en materia de biodiversidad.

“Una agenda de investigaciones únicamente puede ser construida con la participación de los actores que son parte de la cadena de producción de ciencia y tecnología, unos como generadores de conocimiento y otros como usuarios de los productos de ese conocimiento” afirmó el Dr. Diego Inclán, director de INABIO.

La Agenda de investigaciones propone 3 grandes ejes: a) el desarrollo del bio-conocimiento; b) el estudio de los impactos de los cambios naturales y antrópicos como el cambio climático sobre la biodiversidad; y, c) la bio-prospección y desarrollo de la bio-industria.

Este Diálogo desarrollado en Guayaquil se enfocó en el desarrollo de la bioindustria en la perspectiva de conocer las visiones y expectativas del sector empresarial respecto de una agenda de investigaciones, necesidades de financiamiento e incentivos que permitan potenciar emprendimientos. La Agenda producto de este esfuerzo será parte de las acciones de INABIO para contribuir a integrar a la biodiversidad como elemento central de la Estrategia Nacional del Cambio de la Matriz productiva incorporando cadenas de valor que articulen industrias intensivas en conocimiento e innovación.

En este marco la ESPOL a través de su proyecto de la Zona de Innovación del Litoral Ecuatoriano lidera el desarrollo de un cluster o espacios de articulación de encadenamientos productivos basados en biodiversidad.